Teléfono: (+34) 988 511 450 - Email: ineva@ineva.es

Certificación

Certificación Forestal y Sellos FSC y PEFC

¿Qué es la certificación forestal en Gestión Forestal y/o Cadena de Custodia? La certificación es un proceso voluntario, en el que un monte o una empresa forestal cumple unos criterios de sostenibilidad y una entidad independiente verifica que efectivamente se están cumpliendo esos criterios. Actualmente coexisten en el mercados dos esquemas de certificación forestal diferentes: FSC y PEFC. Como resultado de este proceso de verificación, la empresa forestal obtiene un certificado, que puede usar en sus productos para demostrar que proceden de fuentes donde se cumplen principios de responsabilidad ambiental y social. Los productos certificados llevan una etiqueta que asegura el cumplimiento de estos requisitos. Existen dos tipos de certificación forestal tanto en el esquema FSC como en el PEFC:

Certificación

Certificación de gestión forestal
Certificación de gestión forestal, que garantiza que el bosque se administra de acuerdo a unas normas consensuadas. Esta certificación afecta a los propietarios o gestores de los bosques.
Certificación de Cadena de Custodia
Certificación de Cadena de Custodia, que evalúa el recorrido que recorren las materias primas, desde el árbol hasta el producto final. Esta certificación afecta a todos los eslabones de transformación de los productos provenientes de los bosques: carpinterías, aserraderos, imprentas, papeleras, industrias gráficas, etc.

Qué es FSC y PEFC

El FSC es una organización internacional, no gubernamental, sin fines de lucro e independiente cuya sede está en Bonn, Alemania. Fue fundada en Canadá el año 1993, por diversos grupos de 25 países que representaban los intereses sociales, ambientales y económicos. El objetivo del sello FSC es promover la certificación forestal buscando una gestión ambientalmente responsable, socialmente beneficiosa y económicamente viable en los bosques de todo el mundo. La estructura de certificación FSC, mediante el consenso de estos tres pilares ha definido Principios y Criterios que constituyen el marco de referencia para el desarrollo participativo de estándares locales que garanticen una gestión forestal acorde con sus principios. FSC está compuesta por una membresía de más de 600 organizaciones y personas de los distintos ámbitos del sector forestal, entre ellas: organizaciones ambientales, sociales, empresas forestales y comercializadoras de productos forestales certificados, como la madera o el papel FSC. Esta organización elabora las normas o estándares para obtener la certificación FSC en gestión forestal (GF) y la certificación en Cadena de Custodia (CdC).

El Programa de Reconocimiento de Sistemas de Certificación Forestal (PEFC) surge en 1998 como una iniciativa voluntaria del sector privado forestal, basada en los criterios e indicadores emanados de las Conferencias Ministeriales para la Protección de los Bosques de Europa. El sello PEFC se caracteriza por estar adaptado a la realidad de las diferentes regiones climáticas mediante la utilización de los criterios e indicadores específicos para cada región, y ofrece un marco para el establecimiento de sistemas de certificación nacionales y su mutuo reconocimiento. La certificación PEFC se rige por lo establecido en el Documento Técnico Internacional, en el que se definen los principios guía, elementos comunes y requisitos que deben cumplir los sistemas de certificación que deseen utilizar la marca registrada PEFC. Esta organización elabora o recoge por tanto, las normas o estándares para obtener la certificación PEFC en Gestión Forestal (GF) y la certificación en Cadena de Custodia (CdC).

La demanda de productos certificados FSC o PEFC ha crecido mucho en los últimos años hasta el punto de que, para muchas compañías, la capacidad de probar que un producto derivado de madera se ha obtenido de una fuente bien gestionada es un factor clave en los requisitos de mercado y en el cierre de las ventas.
La certificación ambiental se constituye como una ventana a los clientes para mostrar su compromiso lo que puede asegurar y desarrollar las ventas.
El número de empresas que se certifican sigue en aumento a pesar de que últimamente el número de empresas del sector ha disminuido considerablemente en nuestro territorio, lo que apunta a la certificación como una estrategia efectiva frente a los nuevos retos.
Además muchas empresas encuentran que los requisitos de la certificación facilitan y apoyan una mejor gestión de sus actividades.

* Crear oportunidad: Certificación FSC y PEFC
* Garantice la fidelidad de sus clientes.
* Responda a todos los trabajos que le pidan sus clientes. Asegurando un trabajo puntual, garantice la fidelidad de sus clientes.
*Desarrolle y fortalezca nuevos mercados
Las condiciones de contratación de las Administraciones Públicas y los mercados internacionales van seleccionando exclusivamente la oferta certificada. Acérquese a ellos y aproveche las oportunidades que abren.
* Obtenga y ofrezca calidad, eficacia y seguridad
La certificación asegura la eficacia de la organización con ayuda de un sistema de seguimiento de flujo del producto, eficaz por dentro y visible por fuera.
* Haga rentable su responsabilidad, esfuerzo y compromiso
La certificación hace visible el compromiso. Muestre a sus clientes lo que ya hace su negocio y permita que le sigan eligiendo por ello. Haga valer su esfuerzo.