Teléfono: (+34) 988 511 450 - Email: ineva@ineva.es

Huella ambiental y carbono

  • huella

Huella ambiental y carbono

La información ambiental de las entidades ha dejado de ser una moda para convertirse en un requisito de mercado  y de forma creciente,  en un requisito legal para muchos sectores.

La eficiencia energética  y en concreto la gestión de la huella de carbono supone además  una herramienta de costes cada vez más utilizada en la gestión empresarial.

Los enfoques de Análisis de Ciclo de Vida (ACV) o LCA en sus siglas en inglés y en concreto el impacto de las emisiones de efecto invernadero o huella de carbono son cada vez más demandados a los productos y a las empresas, tanto desde el punto de vista del consumidor  final como los clientes intermedios de la cadena de suministro.

La opinión pública, los mercados  y las crecientes regulaciones son cada vez menos tolerantes con las afirmaciones sin fundamento de los productos o servicios “ecológicos” o “bajo en emisiones” y existe una cada vez mayor regulación, rigor y normalización.

INEVA desarrolla proyectos de medición o cálculo, reducción, compensación y comunicación de huella y acompaña en la verificación de los mismos. INEVA desarrolla estos proyectos tanto a nivel de productos como a nivel corporativo.

Estándares y normativa de huella ambiental y carbono

INEVA sigue las normas internacionales ISO 14064 de Cuantificación y reporte de emisiones y remoción de Gases con Efecto Invernadero, GHG Protocol elaborado por el World Business Council For Sustainable Development (WBCSD) y el World Resource Institute (WRI) y los esquemas de PAS 2050 y PAS 2060 de la British Standards Institutiosn (BSI). Ante la perspectiva de nuevas regulaciones europeas, INEVA incorpora en sus estudios los criterios de las guías de la comisión europea de huella ambiental “Product Environmental Footprint” y “Corporate Environmental Footprint”

 

Huella ambiental y carbono

¿Qué es la huella de carbono?
La huella de carbono es la cantidad de gases efecto invernadero emitidos en la fabricación de un producto, o emitidos por una organización, servicio, proyecto, persona, etc. El concepto huella está muy ligado al concepto de Análisis de Ciclo de Vida porque recoge las emisiones a lo largo de todos los eslabones productivos, desde la extracción de materias primas hasta su fin de vida. Los gases de efectos invernadero son varios (dióxido de carbono o CO2, metano o NH4, Óxidos de nitrógeno o NOx, clorofluocarbonados o CFC, etc. pero se toma la referencia común del CO2 y por eso se llama huella de “carbono” aunque esta huella contabiliza todos los gases de efecto invernadero o gases GEI.
¿Qué es la huella ambiental? ¿Cuál es la diferencia con la huella de carbono?
La huella ambiental puede ser entendida como la suma de varias subhuellas: huella de carbono, huella hídrica, huella de biodiversidad, huella atmosférica, etc. En función de cada producto o proceso, la huella ambiental se compone de las subhuellas más representativas o importantes.
¿Cuál es la diferencia entre reducción y compensación de huella?
Una vez conocidas cuántas emisiones de gases de efecto invernadero se producen y cómo, se procede a estudiar cómo disminuirlas o reducirlas, con medidas de eficiencia energética, optimización de carga, eficiencia en la producción, etc. La reducción de la huella frecuentemente implica una reducción de costes. Las emisiones que no se quiera o puedan eliminar pueden ser compensadas comprando unidades de carbono en proyectos que absorban o reduzcan emisiones como los forestales.

Ineva

Para más información no dude en contactarnos